Visítanos
Nva.Providencia 2250-of.703
Llámanos
2324 51559
Horarios
L-V:10-20hrs S:10-14hrs
Escríbenos
contacto@centronaya.cl

El Mindfulness apunta a cultivar la atención, la auto-exploración y el entendimiento de la vida mediante el aprendizaje experiencial de la interioridad de cada persona. Creado por Jon Kabat-Zinn tiene también un carácter didáctico. El participante adquiere un auténtico compromiso para desarrollar una serie de habilidades por medio del entrenamiento intensivo de prácticas mindfulness. La reducción de estrés basada en la Atención Plena (MBSR) es un complemento a los tratamientos médicos y psicológicos tradicionales. No pretende ser un tratamiento alternativo o sustituto.


 

 

 

El Poder del Aquí y Ahora

Estar presente parece obvio, y aunque debería serlo, en realidad es la excepción. ¿Por qué? Porque la verdadera presencia es más que estar físicamente en un lugar: es estar conectados con nuestra esencia, que es hermosa e imperturbable.

La mayor parte de nuestro día pensamos en el pasado, lo que hicimos o no hicimos en determinado momento, dejando que ese pensamiento invada nuestra mente no dando claridad a las verdaderas emociones. O también pasamos nuestro tiempo planificando nuestro futuro sintiendo que de esa forma va salir todo perfecto sin errores... Y de esta forma nos dejamos gobernar por pensamientos circulares generandonos estrés y ansiedad.

Con el Mindfulness logramos que la vida se despeje del pasado y del futuro dando espacio a nuestro presente, viviendo más libres y felices.

Si bien la felicidad es un bien que culturalmente nos exigimos, lo cual, como reflexionamos aquí, es algo triste, también es un estado al cual muchos desearíamos llegar (y lo antes posible). En todo caso, y no sin antes recordar que la felicidad es algo que se trabaja y no que sólo se obtiene, existen ciertos hacks mentales o reflexiones que sin duda pueden ayudarnos a cultivar dicho estado y a vivir mejor.

Mindfulness en niños y adolescentes

Los niños aprenden a parar, recobrar el aliento y centrarse en lo que ocurre en su mundo interior y también el mundo de afuera al practicar la atención consciente. Esto les permite indicar mejor lo que necesitan, reaccionan menos a los impulsos y pueden concentrarse mucho mejor. También promueve su desarrollo académico y socio-emocional.

Todos, jóvenes y mayores, tenemos la capacidad única y natural de dedicar atención consciente a nuestro mundo interior y exterior y a la interacción que hay entre ellos.